Cepillo de dientes ¿Eléctrico o Manual?

El cepillo de dientes eléctrico esta ganando a pasos agigantados a los cepillos manuales en estos últimos años. Cada vez mas personas deciden adquirir uno de entre los miles de tipos y modelos que existen en el mercado buco dental. Si eres uno de ellos, pero quieres saber si el cepillo eléctrico es una buena elección, que ventajas y que cuidados tiene, sigue leyendo esta entrada.

La elección del mejor cepillo de dientes, aunque muchos de los consumidores no lo piensan, es una decisión muy importante para nuestra salud oral, ya que realizamos esta tarea al menos dos veces al dia, y de ella, depende en gran medida, la prevención de las enfermedades orales como pueden ser la caries o la periodontitis.

Según el consumidor, unos prefieren uno de cerdas dura y cabezal grande, mientras que, para otros, el mejor es el que llega a todos los rincones de su boca y limpia más eficazmente con sus cerdas suaves y cabezal más pequeño.

Ventajas del cepillo de dientes eléctrico

En efecto, el cepillo eléctrico es una buena elección para la mayoría de los pacientes, ya que tiene numerosas ventajas en comparación con el tradicional cepillo de dientes manual:

  • Debido a su pequeño cabezal y su mango más largo, este llega a zonas donde el cepillo manual no alcanza.
  • El cepillo eléctrico consigue una limpieza más profunda y con menos esfuerzo. Al fin y al cabo, el manual debemos moverlo nosotros, mientras que el eléctrico se mueve rápidamente sobre los dientes haciendo que el cabezal llegue a todas las zonas sin apenas esfuerzo por nuestra parte.
  • Los cepillos eléctricos son mucho más eficaces que los cepillos manuales a la hora de eliminar la placa bacteriana, esa gran enemiga para los dientes, por lo tanto previene y elimina el odioso sarro.
  • Algunos cepillos de última generación incorporan vibración al movimiento rotatorio, tecnología ultrasonidos, etc.

El único inconveniente de esto, es que el cepillo eléctrico es que es más agresivo para las encías frente al cepillo manual. Todo esto varía según cada persona. Lo ideal es consultar a tu dentista para que te recomiende el mejor cepillo de dientes para tu boca.

 

Cuidados del cepillo de dientes eléctrico

Para que tu cepillo de dientes eléctrico consiga mantener tus dientes libres de impurezas, placa bacteriana y sarro, es fundamental que se encuentre en perfecto estado. Si los filamentos se desgastan o deshilachan, no limpiarán con la misma eficacia.

Por eso vamos a darte algunos consejos para que cuides tu cepillo de dientes eléctrico:

  1. Enjuaga el cepillo con agua corriente templada tras cada uso.
  2. No aprietes el cepillo contra tus dientes o encías excesivamente.
  3. Colócalo en posición vertical y deja que se seque al aire tras el cepillado.
  4. Cambia el cabezal de tu cepillo cada 3 meses.

En resumen, optar por un cepillo de dientes eléctrico es una buena elección y tiene muchas ventajas para la mayoría de los pacientes, excepto para aquellos con encías sensibles.

Entradas recientes

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar